mayo 31, 2007

“Paco”, droga que crece en Santiago

Publicado por Nuevo Diario Web

La consumen jóvenes de bajos recursos

Extraoficialmente es un secreto a voces en varios periféricos la venta y consumo de la Pasta Base de Cocaína (PBC), una de las más perjudiciales y destructivas. Según se pudo establecer, se la puede conseguir por 1 ó 2 pesos. Los organismos oficiales comienzan a poner la mira en este flagelo que aún no cuenta con campaña de concientización ni datos estadísticos certeros a nivel provincial.

El avance de la droga en la Argentina, un fenómeno cada día más letal entre los jóvenes que se acentuó con la crisis económica de 2001, obliga a la sociedad a no permanecer indiferente y a las autoridades a redoblar los esfuerzos y actuar sin concesiones.
En efecto, algunas sustancias que antes circulaban fluidamente entre los adictos de todos los sectores sociales han quedado circunscriptas a los de mayor poder adquisitivo. En cambio otras, de bajo costo, avanzaron en los sectores marginales y de bajos recursos. Es el caso del “paco”, un derivado de alta toxicidad de la pasta base de cocaína, que causa daños muy severos.
Fuentes consultadas explicaron que este tipo de sustancia ingresaría de diferentes maneras a Santiago, pero en su mayoría serían los propios “trabajadores golondrina” los encargados de transportarla.
Las tres fuerzas de seguridad (Policía provincial, Gendarmería y la Federal) coincidieron en que en Santiago del Estero el “paco”, conocido también como PBC está instalado dentro de la esfera más baja de la sociedad, y es notable su reciente inserción en la clase media.
A pesar de ello, los organismos oficiales de lucha contra la droga-dependencia explicaron que nunca se hizo un secuestro de la droga de los pobres.
Hasta no hace mucho tiempo, la marihuana y la cocaína, cada una consumida en diferentes estratos sociales, eran las drogas más populares y de las que todos hablaban. Sin embargo, en los últimos años surgió el “paco” como una nueva alternativa entre los jóvenes.

Más de $1
Un informe dado a conocer hace poco reveló que jóvenes de entre 12 a 18 años provenientes de las esferas sociales más bajas se volcaron al consumo del “paco”, una droga de altísimo poder adictivo y destructivo que se extendió especialmente en los barrios marginales de Capital y en algunas ciudades del interior.
La dosis de esta droga es adquirida por un peso y para fabricarla no se necesita ser un profesional químico, ya que cualquier aprendiz es capaz de prepararla en cualquier laboratorio clandestino por su mala calidad.
La aparición de esta nueva droga plantea un desafío para las fuerzas de seguridad y para los organismos oficiales que tienen la misión de combatirla.
Su precio, un peso la dosis, la vuelve supuestamente accesible para los que casi nada tienen. El efecto es instantáneo. Se consume rápidamente: dos aspiradas, dos inhalaciones y el polvo se introduce con la ceniza o virulana con las que se mezcla en una pequeña pipa de metal para llegar al cerebro.
Deja en los pulmones el rastro de un ácido: los consume y provoca un enfisema.///(Nuevo Diario Web).

2 comentarios:

  1. Qué pena de mundo.

    Un artículo muy interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Al mundo lo hacemos entre todos y depende todo que lo mejoremos.
    Muchas gracias por tu comentario Cristina.

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Los Administradores de este Blog se reservan el derecho de eliminar aquellos comentarios abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.